Celebremos el sacramento del Perdón

Antes de recibir la facultad de oír confesiones, el presbítero debe acreditar que es idóneo para ejercer ese ministerio, sea mediante examen, sea de otro modo conveniente.

A manera de subsidio, ofrecemos este texto, tanto para los futuros sacerdotes que se preparan para el examen ad audíendas confessiones, como para los que ya son sacerdotes y desean actua­lizarse para ser mejores confesores.

Se trata de un texto que incluye tres aspectos sobre los que un buen confesor debe prepararse: el aspecto pastoral tiene la finali­dad de crear condiciones vivenciales que exaltan la belleza del encuentro con el Padre misericordioso en el sacramento; el aspecto canónico ayuda tanto a penitentes como a confesores a experi­mentar el perdón en la certidumbre que da la observancia de las normas en la celebración y recepción del sacramento; y el aspecto moral ilumina al confesor y al penitente para hacer un discerni­miento correcto acerca de la moralidad de los actos humanos, especialmente en temas de moral fundamental, como son la libertad y la conciencia, y en cuestiones más específicas y com­plejas sobre la sexualidad, el matrimonio, la bioética y la moral social.

Esperamos que este subsidio pueda ayudar para su mejor preparación a los futuros confesores y a los que ya lo son, de tal modo que aprendan a recibir al penitente con la ternura del Padre misericordioso y que puedan responder con eficacia en el momento de discernir las situaciones, de aconsejar con sabiduría y de resolver los casos.

$200.00

Antes de recibir la facultad de oír confesiones, el presbítero debe acreditar que es idóneo para ejercer ese ministerio, sea mediante examen, sea de otro modo conveniente.

A manera de subsidio, ofrecemos este texto, tanto para los futuros sacerdotes que se preparan para el examen ad audíendas confessiones, como para los que ya son sacerdotes y desean actua­lizarse para ser mejores confesores.

Se trata de un texto que incluye tres aspectos sobre los que un buen confesor debe prepararse: el aspecto pastoral tiene la finali­dad de crear condiciones vivenciales que exaltan la belleza del encuentro con el Padre misericordioso en el sacramento; el aspecto canónico ayuda tanto a penitentes como a confesores a experi­mentar el perdón en la certidumbre que da la observancia de las normas en la celebración y recepción del sacramento; y el aspecto moral ilumina al confesor y al penitente para hacer un discerni­miento correcto acerca de la moralidad de los actos humanos, especialmente en temas de moral fundamental, como son la libertad y la conciencia, y en cuestiones más específicas y com­plejas sobre la sexualidad, el matrimonio, la bioética y la moral social.

Esperamos que este subsidio pueda ayudar para su mejor preparación a los futuros confesores y a los que ya lo son, de tal modo que aprendan a recibir al penitente con la ternura del Padre misericordioso y que puedan responder con eficacia en el momento de discernir las situaciones, de aconsejar con sabiduría y de resolver los casos.

Año de publicación

2018

Páginas

310

ISBN

978-607-7837-32-9

Author

José Luis Díaz Moreno,

Mario Medina Balam,

Umberto Mauro Marsich

Publisher

Universidad Pontificia de México

Series

Canónica Mexicana

Reviews

There are no reviews yet.

Be the first to review “Celebremos el sacramento del Perdón”

Editorial Review

Antes de recibir la facultad de oír confesiones, el presbítero debe acreditar que es idóneo para ejercer ese ministerio, sea mediante examen, sea de otro modo conveniente.

A manera de subsidio, ofrecemos este texto, tanto para los futuros sacerdotes que se preparan para el examen ad audíendas confessiones, como para los que ya son sacerdotes y desean actua­lizarse para ser mejores confesores.

Se trata de un texto que incluye tres aspectos sobre los que un buen confesor debe prepararse: el aspecto pastoral tiene la finali­dad de crear condiciones vivenciales que exaltan la belleza del encuentro con el Padre misericordioso en el sacramento; el aspecto canónico ayuda tanto a penitentes como a confesores a experi­mentar el perdón en la certidumbre que da la observancia de las normas en la celebración y recepción del sacramento; y el aspecto moral ilumina al confesor y al penitente para hacer un discerni­miento correcto acerca de la moralidad de los actos humanos, especialmente en temas de moral fundamental, como son la libertad y la conciencia, y en cuestiones más específicas y com­plejas sobre la sexualidad, el matrimonio, la bioética y la moral social.

Esperamos que este subsidio pueda ayudar para su mejor preparación a los futuros confesores y a los que ya lo son, de tal modo que aprendan a recibir al penitente con la ternura del Padre misericordioso y que puedan responder con eficacia en el momento de discernir las situaciones, de aconsejar con sabiduría y de resolver los casos.